jueves, 13 de marzo de 2008

MENTES EMBARAZADAS DE BUENAS IDEAS

una tarde abortan
cuando una montaña tóxica cae desde las estrellas inmemorables
sobre el vientre del cerebro.

Humo piden las gargantas suicidas,
agujas retorcidas ruegan las banales venas
y polvo blanco las atrofiadas narices.
De pronto deja de oler a rosado futuro
por vivir en el repitiente momento
de maravillosas pesadillas,
y se acaba la ruta del horizonte
en un día sin tiempo ni Dios.

Agnieszka M. Rybarczyk Feder

1 comentario:

-=|˵ ë Ë£ë§|=- dijo...

Hola gracias por tu comentario.
Tengo mucha pena no sé escribir en castelhano.
Espero que me entenda.

Aguardo las fotos de tus gatitos.

Bejos Patrícia

http://narizinhoekiko.blogspot.com/