miércoles, 4 de febrero de 2009

CAMINOS AL HOSPITAL

¡Hey!, caminante,
este camino puede llevarte al hospital...
¿quién tiene tiempo de escuchar la voz de la conciencia?
ante "otro día mas...veremos que comer",
tratando de sobreponerse a esta condensada misión de la avaricia
sobre la cabeza del colectivo.

El roedor la da sentido a la trampa
y tu le das sentido al hospital: adherido a su cama lo adornas como mosca a la miel y
canario a su cielo de barrotes 50x30
...esperas a que recomience a girar el tiempo en una versión mejorada.

En este hospital
casi siempre la vida se sale con la suya,
fugándose de la verdusca boca de la muerte que de costumbre le gusta devorar...
de todos un poco, o mucho:
depende del ánimo del camino,
fe, palpito o causalidad que a veces, si Dios quiere,
salvan por un filamento.

En este hospital repleto de escasez y a veces contradicción,
de caos semi ordenado
se hace lo que se puede, o no...

La incertidumbre pasa a formar el cuerpo de hierro del estoicismo, ante un tiempo
que se detiene
en el punto mas expuesto.

¿Por qué ser piedritas tropezadas cada vez
por el mismo zapato?,
hasta que el hombre no aprenda a ser perfecto
seguirán creciendo ríos de gente entre paredes tono pastel;
¡hey!, caminante, este camino puede llevarte al hospital............

"h{ eldái h{ elém"
Venezuela, 22 de enero de 2009

1 comentario:

espino dijo...

He visitado varias veces tu blog. Interesante propuesta.

Alguna vez nos reunimos a conversar sobre la literatura.

Un abrazo

Enrico Espino