martes, 18 de noviembre de 2008

SON ELÍPTICAS LAS RUTAS PARA ENCONTRARNOS

haciendo mas inmenso el afán
de zamparte en un beso prometedor,
de amarte luego del rosado horizonte
y buscar junto a ti las escaleras a la casa sideral...

Imposible no llevarte en mi como un segundo cuerpo,
ni petrificando los latidos,
ni sacándome el alma con uñas del desamor...

Despiertas mis antiguos instintos
de perdurar en el tiempo.

Agnieszka M. Rybarczyk Feder

19 de marzo de 2008

2 comentarios:

ARGONAUTA CALLEJERO dijo...

Imposible no llevarte en mí como un segundo cuerpo: una belleza

Imposible no llevarte en mí como una segunda alma: la completitud

ADMD dijo...

Hermoso poema. Para que decirtelo amiga mía!!! si ya es una norma la belleza de tus letras.

Abrazos eternos.